loading...

Aquí les dejamos unos Chistes Machistas muy Cortos para reír con sus amistades. #compartanlo

– ¿Para qué tienen 4 labios todas las mujeres?
– 2 para decir estupideces, y 2 para arreglarlo.

– ¿Qué hace una mujer nada más aparcar el coche?
– Pasearse hasta la acera más próxima.

– ¿por qué las mujeres tienen cuatro neuronas?
– Una por cada quemador de la cocina.

– ¿Qué forman 30 mujeres rubias pegadas oreja con oreja?
– Un túnel de Viento.

– ¿Cómo se sabe que una mujer ha usado el fax?
– Cuando encuentras varios sellos pegados en el papel.

– ¿Qué tienen las mujeres todos los meses que les dura sólo 3 o 4 días?
– La paga del marido.

– ¿Cuál es el parecido entre un huracán y una mujer?
– En que ambos llegan de repente y se llevan tu casa y tu coche.

– ¿Qué harían los hombres sin las mujeres?
– Pasar a domesticar otra especie distinta.

– ¿Qué es una mujer para un machista?
– La parte que rodea la vagina.
– ¿Cómo hacer para que le brillen los ojos a tu mujer?
– Alumbrarle con una linterna en el interior de la oreja.

Un hombre al llegar a casa se sienta en la mesa a comer y la mujer le pregunta:
– Cariño, ¿te sirvo?
Y la mujer contesta:
– Sólo a veces…

– ¿Qué hace una mujer para matar un pez?
– Intentar ahogarlo.

– ¿Por qué una mujer no puede hacer paracaidismo cuando tiene la regla?
– Porque puede tirar del hilo equivocado y estamparse contra el suelo.

Le dice la mujer al marido en el día de los enamorados:
– Cariño, hoy es San Valentín, ¿me llevas al cine a ver una peli?
– Claro mujer, dime a qué hora y te acerco en un momento…

– ¿Por qué las mujeres tienen la horma del pie más corta que la de los hombres?
– Para poder acercarse más al fregadero.

– ¿Cómo podríamos llamar a una mujer con medio cerebro?
– Mujer prodigio.

– Una mujer es atropellada por un autobús al cruzar por un paso de peatones en verde. ¿Quién tiene la culpa?
– La mujer por dejar a solas la cocina.

Desde la administración de la web, anticipamos que la mujer es lo más bonito de esta vida. Todos estos chistes son de broma y sin intentar herir la sensibilidad de ninguna mujer.