Te muestro un buen remedio natural para eliminar por completo los dolores en el nervio ciático. No te lo puedes perder!

El nervio isquiático o nervio ciático, es el nervio más grande, voluminoso y largo que existe en el cuerpo humano. Comienza en la pelvis y termina en la parte inferior de la pierna, y está encargado de controlar la sensibilidad en la parte inferior del muslo, la pierna y la parte plana del pie.

A veces ocurre un muy molesto dolor al que llamamos comúnmente ciática, que ocurre con debilidad, entumecimiento y hormigueo en la pierna.

lo podemos identificar a la hora de sentarnos o al realizar ciertos movimientos cotidianos. Esto no es una enfermedad por sí sola, sino que es un síntoma de otro problema de salud, y además, al ser un nervio tan extenso está conectado con otras áreas del organismo, en las cuales también podemos desarrollar malestar.

Síntomas de la ciática

Las causas más comunes en las cuales se manifiesta la ciática es cuando existe presión o daño al nervio ciático causados por diferentes factores. Los síntomas con los que lo podemos identificar son:

  • Hormigueo leve
  • Dolor sordo u ardor
  • Dolor intenso que imposibilita el movimiento
  • Entumecimiento e imposibilidad de caminar

Estos síntomas pueden llegar a ser muy molestos y afectar nuestro estilo de vida y rutina diaria. Pueden aparecer poco a poco o de golpe, y muchas veces pueden aumentarse cuando realizamos actividades como estar de pie o sentarnos, doblar hacia atrás, caminar mucho tiempo o incluso estornudar, reír o toser.

Alivia la ciática con un remedio eficaz

Afortunadamente, la mayoría de las veces esto no representa un problema grave, y podemos curar los dolores y malestares con remedios caseros que constan de tratamientos naturales y sencillos que eliminan dolores y molestias en poco tiempo. Para realizar este método solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 10 litros de agua
  • Un recipiente grande para contenerlos
  • Medio litro de vinagre de sidra de manzana
  • Un puñado de sal
  • Una toalla seca

Procedimiento:

  1. Poco a poco calienta el agua, no hasta un punto de ebullición, si no que esté lo suficientemente tibia para que sea agradable al tacto.
  2. Añade el medio litro de vinagre de manzana y el puñado de sal al agua.
  3. Mezcla hasta disolver los ingredientes.
  4. Con cuidado coloca los pies dentro del recipiente y mantenlos dentro hasta que el agua esté a temperatura ambiente.
  5. Retira los pies y envuélvelos en la toalla
  6. Ve directamente a dormir y mantén toda la noche tus pies envueltos en una manta o calcetines calientes.
  7. A la mañana siguiente utiliza zapatillas para caminar y procura que tus pies no toquen el suelo frío en ningún momento.

Sentirás una mejora notable, y puedes repetirla cada vez que lo consideres necesario. Sin embargo, recuerda que los dolores del nervio ciático también pueden ser causados por problemas más serios, por lo general por hernias de disco, estenosis raquídea, síndrome piriforme, lesiones en la pelvis o incluso tumores, por lo que lo más recomendable es asistir a un profesional de la salud en el momento en que notemos malestar que no podamos aliviar con ningún tipo de remedio.